Child 559415 1920

Vivir la infancia siendo celíaco

La enfermedad celíaca es una alteración sistémica de carácter autoinmune desencadenada por el consumo de gluten y prolaminas relacionadas en individuos con predisposición genética. El único tratamiento eficaz es una dieta estricta sin gluten durante toda la vida, debiendo recomendarse tanto a los pacientes sintomáticos como a los asintomáticos. Para ello, es preciso eliminar de la dieta cualquier producto que contenga como ingrediente trigo, cebada, centeno, espelta, kamut y triticale. La dieta sin gluten debe basarse en alimentos naturales y frescos que no contengan gluten, combinándolos entre sí de forma variada y equilibrada. Aunque los productos «sin gluten» comercializados son seguros, es preferible reservar su consumo para situaciones concretas, como apuntan desde el ‘Libro blanco de la Nutrición’. Algunos productos farmacéuticos utilizan gluten, harinas, almidones u otros derivado para la preparación de sus excipientes.

Un adecuado seguimiento clínico de los pacientes permite vigilar la evolución de los síntomas, controlar el crecimiento en los niños, vigilar el cumplimiento de la dieta y prevenir posibles déficits nutricionales que pueden estar presentes en el diagnóstico o bien ser secundarios a la restricción dietética inadecuada. En los últimos años se están investigando otras posibles estrategias de utilidad terapéutica, distintas a la dieta sin gluten. Sin embargo, antes de su aplicación clínica deberán demostrar su eficacia y seguridad respecto a la dieta sin gluten.

Asesoramiento sobre cómo llevar una dieta

De gran utilidad es la colaboración desinteresada de las Asociaciones de Celíacos, que ofrecen a padres y pacientes información y asesoramiento sobre cómo llevar a cabo una dieta correcta y facilitan una mejor comprensión de la enfermedad. La adherencia a la dieta sin gluten es la clave del éxito en el tratamiento y la prevención de complicaciones.

El cumplimiento de la dieta sin gluten suele ser muy bueno en la infancia, ya que los niños la aceptan de buen grado y, lógicamente, dependen de los padres que asumen dicha responsabilidad. En la adolescencia son frecuentes las transgresiones, dado que el paciente se puede encontrar bien y sin síntomas aunque ingiera cantidades de gluten.

Se están investigando otras posibles estrategias de utilidad terapéutica, distintas a la dieta sin gluten. Sin embargo, antes de su aplicación clínica deberán demostrar su eficacia y seguridad respecto a la dieta sin gluten.

Fuente de la imagen: Pixabay

Eva Cañas

Eva Cañas

Periodista por vocación. Me gusta contar cosas, y si ayudas a alguien con ello, mucho mejor.
Eva Cañas

Latest posts by Eva Cañas (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Search