© Todos Los Derechos Reservados

El secreto de los sándwiches que todos los niños quieren comer

¿Quién le iba a decir a David Laferriere, papá de dos niños, Evan y Kenny, que su trabajo como diseñador gráfico le iba a servir tanto en su tarea como padre? Lo cierto es que su idea ha trascendido más allá del hogar familiar, consiguiendo 3.500 seguidores en Flickr, la plataforma donde presenta sus envoltorios de sándwich tan originales.

La idea surgió hace 5 años, cuando decidió hacer más atractivos los sándwiches de sus hijos. Y para ello, echó mano de su creatividad y se puso a dibujar en los envoltorios con rotuladores indelebles, para evitar que la tinta se borre.

Dibujos animados, animales, caras… Cualquier objeto le sirve a este diseñador gráfico para dejar volar su imaginación. Lo mejor, consigue su objetivo, que los niños se coman el sánwich con independencia de saber qué se esconde entre las dos rebanadas.

Muchos son los padres que sufren a diario la odisea de la comida, pasando largo tiempo ante la mesa esperando que traguen cada cucharada. La desesperación de esta situación, la falta de tiempo o, simplemente, la comodidad, está llevando a muchas familias a sustituir los  alimentarios saludables por bollería industrial u otros alimentos que les entran por los ojos. Todo con tal de que coman algo.

Este tipo de iniciativas ponen sobre la mesa la necesidad de involucrarse más en la educación y en el día día de los hijos, detectando las debilidades y encontrando soluciones, tan sencillas, pero tan productivas, como las de David Laferriere.

Fuente: Flickr de David Laferriere

Revista Quo

Concurso

Y tú, ¿tienes algún truco para conseguir que tu hijo o hijos se tomen la comida?

Esmeralda Gomez

Esmeralda Gomez

Comunicación at Signo editores
Periodista todoterreno, especializada en temas de educación e infancia.
Esmeralda Gomez

Latest posts by Esmeralda Gomez (see all)

This Post Has 9 Comments
  1. No tengo problema en ese sentido. Les digo siempre lo que comen, creo que es importante que aprendan a comer de todo sin engañarles. Y por ahora no me va mal.

  2. Yo es que soy malísima para la cocina, para eso mi pareja jejeje.
    Pero lo más fácil para que coman es decorar la comida como dibujitos (con la fruta es mucho más fácil).

  3. Yo les pongo emoticonos que les encantan o alguna nota sorpresa, así abren el almuerzo con curiosidad y alegría al ver qué contiene entre la comida

  4. Intento cocinar cosas que les gusten, pero como no siempre es posible, pues les distraigo mientras comemos y jugamos a contar cuentos, y así poco a poco se lo van comiendo.

  5. Siempre preparamos platos especiales, princesas de carne picada con melena de espaguetis, monstruos de tortilla con dientes de huevo cocido y sangre de Ketchup…

  6. ¡Qué idea tan fantástica! A mí me cuesta mucho que mis hijos se coman la comida, solo lo consigo dejándoles la tablet. Ya sé que está mal, pero sino, se pueden tirar horas delante del plato.
    Lo malo es que para hacer lo del artículo hay que ser un buen dibujante 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Search