Baby 1151351 1920

¿Pueden ser peligrosos los pijamas infantiles?

La Asociación Española de Pediatría (AEP) responde a esta pregunta, ya que los niños son el grupo de edad que corre mayor riesgo de sufrir quemaduras al jugar con fuego (cerillas, encendedores, velas, fogones, etc.) al llevar pijama, justo antes de acostarse o después de levantarse.

El motivo, según aclaran desde su web Enfamilia, es que los niños son más propensos al pánico y cuando su pijama empieza a arder, el miedo les impide reaccionar y ponerse fuera del alcance de las llamas con la rapidez con la que lo haría un adulto; esta diferencia en el tiempo de reacción, se traduce en una mayor gravedad de las lesiones en comparación con las de los adultos.

Además, insisten los pediatras, los pijamas pueden tener cordones o lazos que generan un peligro potencial de estrangulamiento, o botones que pueden soltarse y hacer que el niño se ahogue. ¿Qué hay que tener en cuenta al comprar y antes de utilizar pijamas para niños?, plantean desde esta sociedad científica. Pues entre otras cosas, comprobar que el pijama cumple las normas europeas, EN 1103: 2005 y EN 14878: 2007, relacionadas con la inflamabilidad textil.

Pijamas ignífugos

Desde la AEP recomiendan prendas ignífugas, ya que están hechas de materiales resistentes al fuego o han sido tratadas con materiales retardantes, por lo que no siguen ardiendo una vez separados de una llama pequeña. Asimismo, los pijamas ceñidos se ajustan al cuerpo del niño y es menos probable que entren en contacto con una llama e, incluso si lo hacen, “la llama no se extenderá tan rápidamente como con una prenda floja”, apuntan.

Por otra parte, insisten en que no se compre pijamas con botones o cordones y lazos largos para evitar el riesgo de atragantamiento o estrangulamiento. Y para que esta prenda sea segura, no utilizar prendas holgadas de algodón o mezclas como pijama para niños, ya que arden con facilidad o utilizar exclusivamente pijamas ignífugos o ceñidos.

Para los padres también es importante supervisar a los niños antes de acostarse y justo después de levantarse, puesto que es el momento en el que están más expuestos a sufrir quemaduras al jugar con velas, encendedores, etc. con el pijama puesto.

Fuente de la imagen: Pixabay

Eva Cañas

Eva Cañas

Periodista por vocación. Me gusta contar cosas, y si ayudas a alguien con ello, mucho mejor.
Eva Cañas

Latest posts by Eva Cañas (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Search