Measles 648479 640

Cómo actuar frente al sarampión

Aunque el sarampión puede aparecer a cualquier edad, lo más habitual es padecerla en la infancia.  Cabe recordar que se trata de una enfermedad infecciosa, producida por un virus de la familia paramixovirus. En algunas regiones del mundo, como la americana de la OMS, el sarampión se considera eliminado desde el año 2000.

En España desde el 2005 también se considera eliminado, aunque se pueden seguir produciendo algunos brotes por casos importados de otros países. ¿Y a quién afecta? Antes de la introducción de la vacuna era una de las enfermedades exantemáticas más frecuentes de la infancia, sin embargo gracias a los programas de vacunación ahora es una enfermedad muy poco frecuente.

La mayoría de los casos se producen en adultos jóvenes no vacunados y que no pasaron la enfermedad durante la infancia, ya que cuando se padece la enfermedad se adquieren defensas de por vida. En cuanto a la forma de contagio, con un brevísimo contacto con un enfermo puede transmitir la infección. De esta forma, se contagia a través de la tos, estornudo y gotitas que se producen al hablar. Las personas con sarampión son contagiosas desde 5 días antes del comienzo del exantema hasta 4 días después de la aparición del mismo.

Los principales síntomas

Comienza con una fase catarral que dura entre 3 y 5 días, caracterizada por la aparición de fiebre, generalmente elevada, tos, secreción nasal abundante, estornudos, enrojecimiento ocular malestar general y anorexia. Al finalizar esta fase aparece el exantema cutáneo (erupción en la piel) de color rojo violáceo  que típicamente se inicia en la cabeza y detrás de las orejas, para después extenderse al tronco al segundo día  y al tercero a las extremidades. Este exantema dura 4 o 5 días, comenzando a desaparecer en el mismo sentido que surgió, es decir cráneo-caudal, dejando una leve descamación. La desaparición del exantema coincide con la caída de la fiebre y recuperación del paciente.

En los niños suele ser una enfermedad benigna pero en algunos casos también pueden presentar complicaciones como otitis, laringitis, bronconeumonías, neumonitis,  siendo la encefalitis la complicación más grave aunque muy infrecuente. La enfermedad suele ser mas grave si se adquiere durante la edad adulta pudiendo complicarse con neumonitis, hepatitis, etc.

Relacionado con otras enfermedades

El virus del sarampión se ha puesto en relación con otras enfermedades tales como: panencefalitis esclerosante subaguda (PESA), esclerosis múltiple (EM) y lupus eritematoso diseminado (LED). ¿Y cómo prevenirla? Sin duda alguna la medida de prevención más eficaz consiste en la vacunación. La vacuna del sarampión es la Triple vírica que además contiene vacuna frente a la parotiditis y frente a la rubéola. La Triple vírica está incluida en el calendario vacunal Español desde 1981. Esta vacuna también se recomienda a los adultos no vacunados que no hayan pasado alguna de las tres enfermedades frente a las que protege la vacuna Triple Vírica o no lo recuerden, siempre que no exista contraindicación.

En especial, se recomienda a grupos con especial riesgo como son el personal sanitario, mujeres en edad fértil, viajeros a zonas de riesgo, etc. No existe riesgo de incremento de efectos secundarios en el caso de vacunarse  habiendo pasado alguna de las tres enfermedades que incluye la triple vírica.

Fuente de la imagen: Pixabay

Eva Cañas

Eva Cañas

Periodista por vocación. Me gusta contar cosas, y si ayudas a alguien con ello, mucho mejor.
Eva Cañas

Latest posts by Eva Cañas (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Search