File8271278408296

Los pediatras recuerdan que la vuelta al cole es buen momento para incorporar hábitos saludables

La vuelta al cole es un buen momento para cuidar los hábitos de los más pequeños de la casa. Al respecto, la Asociación Española de Pediatría (AEP) recuerda que un estilo de vida sano durante la infancia contribuye a una buena salud durante la edad adulta.

Por ejemplo, el desayuno es la comida más importante del día y además de mejorar el rendimiento en la escuela, ayuda a mantener un peso adecuado. Según explica el doctor José Manuel Moreno, coordinador del Comité de Nutrición, el desayuno ideal debe “proporcionar al niño entre el 20 y el 35% de la ingesta energética diaria, y debe estar compuesto por leche o derivados lácteos; cereales y fruta fresca o zumo natural para aportar energía, proteínas y vitaminas al niño”. Además, los pediatras recuerdan que debe tomarse sin prisas y sin estrés “porque comer relajado ayuda a tener una mejor digestión de los alimentos” y, siempre que sea posible, en familia.

Asimismo, los pediatras aconsejan a los padres tener en cuenta los menús de los comedores escolares a la hora de confeccionar las cenas, con el propósito de “asegurarse de que tienen una dieta variada y equilibrada y que todos los días consumen fruta y/o verdura”. Este experto recomienda decantarse por las frutas y verduras de temporada, puesto que además de estar más sabrosas, contribuyen a tener un menú diverso y a que los niños aprendan a comer todo tipo de alimentos. Estos profesionales hacen hincapié en la relevancia de reducir el consumo de sal “a 3 gramos al día en los menores de 7 años; 4 gramos diarios entre los 7 y 10 años y 5 gramos/día para los adultos”.

Hacer más ejercicio planificado

Y como es momento de planificar los horarios y las actividades extraescolares, el doctor Gerardo Rodríguez, coordinador del Comité de Actividad Física, recomienda que “al menos una de ellas, esté relacionada con el deporte, ya que los niños en edad escolar deben hacer, como mínimo, una hora diaria de actividad física moderada-intensa”.

Este hábito previene la aparición de obesidad, mejora el rendimiento escolar y el estado anímico de los niños. Para la realización de deportes, apunta que los niños deben ir convenientemente equipados con la indumentaria y calzados adecuados, así como con los elementos de seguridad correspondientes. “Aunque argumenten que les resultan incómodos, los niños deben comprender que son esenciales para evitar lesiones”, subraya.

Por otra parte, invita a hacer caminando aquellos recorridos que sean asumibles “como puede ser, en algunos casos, ir o volver al colegio o hacer unas compras”, fomentar las actividades al aire libre y limitar el tiempo frente a las pantallas.

Prevención de algunas enfermedades

Los espacios cerrados, como son las aulas escolares, facilitan el contagio de aquellas enfermedades que se transmiten por contacto o por vías respiratorias (al toser, estornudar, etcétera) como es el caso de infecciones frecuentes como la gastroenteritis, el resfriado o la conjuntivitis, pero también lo puede ser de otras como la tosferina, el sarampión o las
meningitis, entre otras. El doctor David Moreno, coordinador del Comité Asesor de Vacunas, señala que “es un buen momento para revisar el calendario vacunal y, si es necesario, ponerlo al día, ya que así evitamos las enfermedades prevenibles mediante la vacunación”.

Para las patologías que no tienen vacuna, este experto subraya la importancia de las medidas higiénicas, como el lavado de manos frecuente,la ventilación adecuada de los espacios cerrados, o la limpieza de materiales comunes en el
aula. Además, se recomienda a los padres de niños con enfermedades crónicas como asma, diabetes, celiaquía… o que padezcan alergias u otros problemas relevantes de salud que, de alguna manera, pudieran verse afectadas ,informen a los profesores y/o la dirección de la situación, así como de las pautas de actuación.

Dormir entre 9 y 11 horas

Y para prevenir los dolores de espalda, recuerdan que el peso de la mochila escolar no debe superar nunca el 10 – 15% del peso corporal del niño. Así, son recomendables aquellas con correas anchas y acolchadas, o los carritos. Por último, los pediatras recomiendan que los niños en edad escolar duerman entre 9 y 11 horas, ya que
una correcta higiene del sueño favorece el aprendizaje, la asimilación de experiencias y el crecimiento.

Fuente de la imagen: Morguefile.com

Concurso

¿Incorporas alguna actividad a la rutina para que tus hijos realicen ejercicio físico?

Eva Cañas

Eva Cañas

Periodista por vocación. Me gusta contar cosas, y si ayudas a alguien con ello, mucho mejor.
Eva Cañas

Latest posts by Eva Cañas (see all)

This Post Has 7 Comments
  1. Sí, les pregunté si había algún deporte que quisieran hacer fuera del cole y van dos días a la semana a entrenar lo que ellos han elegido. Y el resto de días (si el tiempo lo permite) al parque, que también es actividad física!!

  2. nosotros incorporamos las clases de judo porque durante el verano se suspenden y ahora retomamos junto con el curso.
    A los niños les encanta y a nosotros nos agrada mucho que vayan, la verdad, porque nos parece muy completo

  3. Si, o salimos a jugar al parque, o montar en bici y patinete o si no hace mucho frío, pasamos largos ratos en la playa. Ventajas de vivir en la costa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Search