Boat 1556264 1920

Los beneficios de los juegos de mesa

Ahora que los Reyes Magos están mirando los regalos no deben de olvidar algún juego de mesa para los niños. Sus beneficios son numerosos y además, puede jugar toda la familia. La variedad es casi infinita y en todos ellos se aprende un montón de cosas, depende de su temática. Además, un juego de mesa puede disfrutarse en su casa, o en la de un familiar, o incluso, en su lugar de vacaciones. Una de sus ventajas es que favorecen la relación entre los integrantes de esa familia. En muchos de estos juegos se establecen lazos de complicidad, en especial si se trata de jugar en parejas. Cuando se pierde, aceptan la derrota juntos, y cuando se gana, se celebra por partida doble.

Asimismo, con los juegos de mesa se aprende matemáticas, y lo importante, es que aprenden de una forma divertida. Por ejemplo, sumando los dos dados para mover la ficha. Con muchos de estos juegos se reconocen conjuntos, aritmética básica, cálculo mental o comprensión del espacio. El aprendizaje de la lengua también está presente en esta modalidad de juego. Si todavía no saben leer, comprenderán el juego a través de letras o imágenes, que irán conociendo y memorizando. De esta manera, les desperatará la curiosidad, y van a querer saber más, y preguntarán por ello.

Para muchos tramos de edad

Y una vez que a los niños les inicias en los juegos de mesa, aprenderán este hábito y no querrán dejar de jugar con ellos. Lo bueno de este tipo de juegos es que está adaptados para muchos tramos de edad. En esa variedad también está la posibilidad de tener que jugar en equipo para poder ganar. Otra ventaja de este tipo de diversión. Además, los niños pueden participar en todo el proceso del mismo, incluido el montaje y desmontaje del mismo.

Otra ventaja es que los juegos de mesa suponen un problema que hay que resolver, y se realiza a través del propio juego. Este tipo de aprendizaje será beneficioso también para su vida académica y escolar, así como para otros aspectos de la vida. Otra faceta que fomenta es la toma de decisiones en cada partida, que también supone ganar en seguridad y autoestima.

Hay juegos para todas las edades y necesidades y los expertos recomiendan aquellos que potencien cualidades sensomotoras hastas los tres años, como juegos de piezas, puzzles, etc. Y a partir de los 5 o 6 años, los niños pueden comenzar con juegos más tradicionales, como el Juego de

la Oca, el Tres en Raya o el ajedrez, entre otros.

Cuando se juega en grupo también hay que aceptar una serie de reglas, algo extensible en otras facetas de la vida,  y saber que haciendo trampas no se consigue nada, no es una victoria real. La lista de ventajas de los juegos de mesa es ilimitada. Porque también se trabaja con la memoria, que es una de las capacidades y habilidades cognitivas que más se trabajan en cualquier juego de mesa. Los jugadores tienen que recordar las normas, respetar unos turnos y pasar una serie de pruebas, muchas de ellas mentales, de memorizar. En definitiva, es un beneficio cognitivo y emocional. ¿Juegas una partida?

Fuente de la imagen: Pixabay

Eva Cañas

Eva Cañas

Periodista por vocación. Me gusta contar cosas, y si ayudas a alguien con ello, mucho mejor.
Eva Cañas

Latest posts by Eva Cañas (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Search