Finger Painting 366687 1280

Los beneficios de la pintura desde niños

¿No sabes cómo entretener a tus hijos ahora que están tanto tiempo en casa? Pues una opción es ponerlos a pintar. Hay multitud de formas adaptadas a cada edad. Para los más pequeños, la pintura de dedos, con los que ya pueden despertar su creatividad. Pueden hacer dibujos con sus palmas o incluso con las plantas de los pies. Y sobre todo, en este caso, con la ayuda de los padres o sus cuidadores.

Con la pintura de dedos ya se pueden aprender algunas formas, como el círculo, el triángulo o el cuadrado, así como recordar los colores. A medida que van creciendo se les pueden introducir las pinturas de cera o de madera. Hay muchas opciones de entretenerse con la pintura. O bien que dibujen y pinten lo que quieran, o el arte de colorear y hacer todo lo posible para no salirse. Hay un mundo por descubrir y un sinfín de cosas para pintar. El dibujo puede ser copiado o imaginado.

Las témperas son otra excelente opción incluso a partir de los dos años. Con supervisión de los mayores sobre todo para que el pincel no acabe pintando otras zonas de casa o tirándose el agua por encima. Pero pueden surgir grandes obras de arte, sin duda. Una opción es que pinten con pinceles en los libros de colorear, sobre todo los más pequeños, porque a partir de los cinco años ya pueden pintar con la imaginación.

Estimular la comunicación

Con la  pintura se estimula la comunicación, la creatividad, la sensibilidad y se aumenta la capacidad de concentración y expresión de los niños. Con la pintura se disminuye la ansiedad y se amenizan los miedos y las expectativas. Entre las ventajas claras de pintar como ocio y aprendizaje está la de fomentar la creatividad; ayudar en el desarrollo de su individualidad y de su autoestima; desarrollar habilidades para la resolución de problemas; estimular su comunicación; favorece la expresión de los sentimientos, y algo importante, serena y tranquiliza.

Lo positivo de esta actividad que lo pueden hacer solos (mejor si es en compañía de sus padres), o con otros niños, bien hermanos, primos y amigos. Se estimula entre ellos cierta complicidad, se ayudan a elegir colores, etc. Otro juego para hacer en grupo es hacer un dibujo entre todos, y cada uno aporte un pequeño dibujo. Y por último, también es importante exponer las ‘obras de arte’ de estos pequeños artistas, porque afianzan su autoestima y les motiva a seguir pintando.

Fuente de la imagen: Pixabay

Eva Cañas

Eva Cañas

Periodista por vocación. Me gusta contar cosas, y si ayudas a alguien con ello, mucho mejor.
Eva Cañas

Latest posts by Eva Cañas (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Search