Little Girl Reading 912380 1920

Las ventajas de leer desde niños

El modo de vivir la infancia nada tiene que ver con la de hace una o dos décadas. Desde bebés, ya tienen acceso a una tablet o un teléfono móvil, y aunque en el mercado todavía se venden juguetes ‘de toda la vida’, los avances tecnológicos son destacados. ¿Y qué pasa con la lectura? Pues no puede quedarse en un segundo plano, porque de todos es sabido la importancia de practicar la lectura desde que los niños aprender a leer. Y antes de eso, que al menos tengan acceso a libros pensados para su edad, con imágenes y sonidos que ya les despierten interés por los libros.

Un niño puede tener un dispositivo digital, pero también tiene que estar rodeado de libros. Y tan bueno es que los niños lean como que sus padres les cuenten esas historias que pasan de generación en generación: los cuentos. Un niño que lee o al que le leen, aumenta su habilidad para escuchar, desarrolla su sentido crítico, aumenta sus experiencias, su imaginación. Respecto a esto último, cada niño imagina esa historia contada en el libro a su modo. Y leyendo, el pequeño puede sentir ganas de reír, o de llorar, tener miedo o intriga.

Aprender valores

Algo importante en los libros que leen en la infancia es que aprenden valores y desarrolla conciencias. Todo esto les ayuda a relacionarse mejor con los demás y a conocer a sí mismo. En este sentido, hay que dar libros a los niños en función de su edad, para atraer su interés. Por ejemplo, para los niños y bebés de 0 a 6 años, los libros deben de ser ricos en imágenes e ilustraciones, y que tengan recursos para que la lectura no sea aburrida. Un buen inicio es un libro de pocas páginas, cinco o seis, y luego subir hasta las 25 o 30. Esta etapa puede servir para ir descubriendo qué temas les interesa más, porque las temáticas son tan variadas como la personalidad de cada niño. No pueden faltar los cuentos de toda la vida, pero se pueden enfocar en animales, el cuerpo humano o la historia.

Desde los 7 y hasta los 9 años, los libros deben contener historias de aventura, de magia o de misterios. Es una buena manera de llamar su atención. Pueden leer más texto pero es importante que tengan ilustraciones. Además, en esta etapa de la infancia además de leer ya pueden empezar a escribir sus propias historias en formato de diario. Leer y crear al mismo tiempo.

Y a partir de los 10 años y hasta los 12, los libros que leen ya pueden tener más de 100 páginas, y las ilustraciones ya pueden desaparecer para mejorar aún más su imaginación. Y poner su propia imagen a la historia. En estas edades ya tendrán definidos sus intereses respecto a la lectura. Es bueno que estén siempre rodeados de libros.

Fuente de la imagen: Pixabay

Eva Cañas

Eva Cañas

Periodista por vocación. Me gusta contar cosas, y si ayudas a alguien con ello, mucho mejor.
Eva Cañas

Latest posts by Eva Cañas (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Search