Kids 14758 960 720

Las camas elásticas y los niños

Cada año, en los 28 estados miembros de la Unión Europea se producen unas 51.000 lesiones en niños menores de 14 años de edad relacionadas con camas elásticas, que tienen la gravedad suficiente como para acudir a urgencias. Las lesiones y muertes provocadas por el uso de camas elásticas se produjeron por una colisión con otra persona, por una mala caída sobre la cama elástica tras un salto o una acrobacia o por una caída fuera de la cama elástica, según apuntan desde la Asociación Española de Pediatría (Aep).

La mayoría de los accidentes se producen en camas elásticas instaladas en casa y aproximadamente el 75% de los accidentes ocurren cuando hay más de una persona utilizando la cama elástica. Al respecto, los pediatras confirman que la persona que pese menos tiene más probabilidad de resultar herida, y los niños menores de 6 años son especialmente vulnerables a sufrir heridas en las camas elásticas.

Además, las lesiones pueden producirse en cualquier parte del cuerpo, incluido el cuello, los brazos, las piernas, la cara y la cabeza, y las lesiones de la cabeza y el cuello son las más peligrosas. En este sentido, insisten en que la supervisión de un adulto no garantiza la seguridad ya que más de la mitad de las lesiones ocurridas en camas elásticas suceden con un adulto presente. Sin embargo, está demostrado que la presencia de un observador entrenado reduce considerablemente el riesgo de accidente.

Con red de seguridad

Y antes de comprar una cama elástica hay que comprobar que cumple los requisitos europeos estipulados en las normas EN 913:2008 y EN 13219:2008 – Equipos de gimnasia. No obstante, no existe ninguna norma específica para las camas elásticas de uso doméstico. Asimismo, hay que elegir una cama elástica rodeada por una red de seguridad para evitar caídas o adquirir una jaula de seguridad con la cama elástica, para reducir las posibilidades de que el niño se caiga y se golpee contra el suelo.

También es importante comprobar que los marcos y barras de metal están acolchados y que no hay agujeros en la cama élastica donde los dedos puedan quedarse atascados, así como comprar almohadillas de seguridad o asegúrarse de que el modelo que se adquiere las contiene y que estas cubren los muelles, los ganchos y el marco. Las almohadillas deben ser de un color distinto al de la cama elástica.

¿Cómo colocar una cama elástica de forma segura?

• Situar la cama elástica lejos de vallas, del mobiliario del jardín, árboles, superficies de cemento y otras áreas de juego.
• Debe estar colocada sobre una superficie llana, blanda y que absorba los impactos (por ejemplo, césped mullido, virutas de madera, arena o material acolchado).
• No colocar la cama elástica sobre una superficie dura (cemento, tierra sólida) sin haber colocado previamente colchonetas o una red de protección.
• Cubrir los muelles y huecos para evitar que los niños se pillen los dedos o la piel.
• El acceso debe ser a través de una puerta vallada que debe permanecer cerrada cuando no se utilice la cama elástica o se ausente el adulto supervisor.
• No permitir que los niños utilicen una escalera para acceder a la cama elástica puesto que se facilita el acceso sin supervisión de los niños más pequeños.

Normas de uso para los niños

Para utilizar una cama elástica con seguridad hay que establecer las normas de uso de la cama elástica con los niños antes de utilizarla. Infórmarles de los riesgos que entraña no hacer un uso adecuado de la misma, además de asegurarse de que los niños se quitan todos los collares y prendas que puedan quedarse enganchados en algún lugar de la cama elástica o en la red de protección, y de que no llevan ningún objeto punzante.

Por otra parte, hay que inspeccionar la cama elástica cada vez que se vaya a usar, para comprobar que no hay agujeros y que el marco no está dañado, al igual que comprobar que las almohadillas están correctamente colocadas y que las abrazaderas están cerradas.

Durante su uso no hay que permitir que haya más de una persona sobre la cama elástica al mismo tiempo, con el fin de reducir el riesgo de lesiones, animar a los niños a utilizarla por turnos y no permitir que los niños den volteretas, ya que una mala caída puede causarles parálisis o fracturas de columna. Los niños menores de 6 años deben usar únicamente camas elásticas adecuadas para su edad y estatura, y no son recomendables para niños muy pequeños y bebés.

Fuente de la imagen: Pixabay

Eva Cañas

Eva Cañas

Periodista por vocación. Me gusta contar cosas, y si ayudas a alguien con ello, mucho mejor.
Eva Cañas

Latest posts by Eva Cañas (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Search