Christmas 1078274 1920

La regla de los cuatro regalos

La carta a Papá Noel está más que escrita por parte de los más pequeños, y quizás, la de los Reyes Magos. Los niños sueñan con esas dos noches mágicas en la que sus deseos y sueños suelen hacerse realidad. ¿En qué medida? Lo ideal, y así lo aseguran los expertos, es que sea en su justa medida. No es muy saludable que de repente reciban diez regalos cada una de esas citas de la Navidad. Y que a mayores de los regalos que reciben por parte de Papá Noel y los Reyes Magos, se sumen otros de tíos o abuelos. Al final, no van a valorar todo lo que se les da, no tienen ni tiempo material de ello.

En estos días se está dando algunas soluciones al tema de los regalos de los más pequeños: la regla de los cuatro regalos. ¿Y en qué consiste? En reducir la lista a cuatro cosas enfocadas en las siguientes características:

  1. Un regalo que se pueda llevar, es decir, algo de ropa, zapatos o complementos.
  2. Un libro adaptado a su edad y necesidades.
  3. Algo que deseen y que pidan en sus cartas.
  4. Algo que necesiten en ese momento y tenga utilidad real.

De esta manera, van a valorar lo que reciben, y no van a echar de menos sus deseos porque en parte si están cumplidos. El regalo del libro es fundamental porque la lectura, en especial en la infancia, es la clave en su desarrollo intelectual, y es positivo que esté presente entre los regalos que recibirán.

Una carta reducida de regalos

Además, si al escribir la carta se les indica que pueden pedir un número concreto de regalos será más fácil para Papá Noel y los Reyes Magos, porque pueden centrarse en lo que realmente desean esos pequeños. A veces, los niños se dejan llevar por los anuncios que ven en la televisión o en un folleto a la hora de elegir un juguete, y quizás se aleje de lo que realmente les hará disfrutar y necesitan. Por eso es importante en cierta manera que reciban el apoyo de los padres, que conocen como nadie los gustos de sus hijos. Lo que también puede ocurrir es que pidan juguetes porque los demandan otros compañeros de clase y en ese caso hay que intentar que sean ellos los que decidan de nuevo, y no se dejen llevar por nada ni nadie.

Por otro lado, hay que tener en cuenta la seguridad de los juguetes para evitar disgustos. Por ejemplo, comprar juguetes apropiados a la edad del niño. “La mayoría de los juguetes tienen recomendaciones de edad en el envoltorio. La advertencia de que un juguete no es adecuado para niños menores de 36 meses es importante, puesto que el juguete puede contener piezas pequeñas con las que un niño pequeño podría ahogarse”, apuntan desde la Asociación Española de Pediatría (AEP).

Asimismo, mantener las piezas pequeñas, como pilas y los objetos lisos redondos como canicas, imanes, pelotas pequeñas y monedas fuera del suelo y lejos del alcance de los niños menores de 3 años, ya que tienen tendencia a meterse en la boca los objetos que se encuentran. O separar los juguetes de los niños menores de 3 años de los juguetes de niños mayores y guardarlos en lugares diferentes.

Fuente de la imagen: Pixabay

Eva Cañas

Eva Cañas

Periodista por vocación. Me gusta contar cosas, y si ayudas a alguien con ello, mucho mejor.
Eva Cañas

Latest posts by Eva Cañas (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Search