1432538744qtxpw

La lactancia materna ya es un derecho humano protegido

De todos es sabido los beneficios de la lactancia materna, y en especial, prolongarla durante los primeros años de vida del niño. A nivel de instituciones se ha dado un paso más, y el 22 de noviembre, el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas (ONU) emitió un comunicado en Ginebra en el que reconoce la lactancia materna como un derecho humano para bebés y madres que debe de ser fomentado y protegido.

En este sentido, los expertos señalaron que, para ello, los gobiernos deben detener la comercialización “engañosa, agresiva e inapropiada” de sustitutos de la leche materna “que realiza la industria a nivel global”, apuntan desde la Asociación Española de Pediatría (AEP). Asimismo, añadieron que esas prácticas de mercadotecnia, “a menudo afectan negativamente a las decisiones que toman las mujeres sobre cómo alimentar a sus bebés e impiden que tanto los bebés como las madres disfruten de los beneficios para la salud que ofrece la lactancia”.

Prácticas comerciales poco éticas

La ONU no es la única que protege la lactancia materna, ya que con este mismo objetivo, la OMS y UNICEF publicaron en 1981 el Código de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna, un documento que recoge precisamente las reglas destinadas a proteger la lactancia materna de prácticas comerciales podo éticas.

Aunque han pasado más de 30 años desde su publicación, muchos profesionales sanitarios desconocen su existencia o las medidas a llevar a cabo para su cumplimiento, y muchos países y sus gobiernos no han puesto en marcha medidas legales que contemplen las disposiciones del Código.

Desde el Comité de Lactancia Materna de la AEP han elaborado un folleto informativo, tratando de resumir de forma clara y eficaz el contenido del Código, para su difusión y conocimiento por todos los profesionales implicados en la protección y promoción de la lactancia materna. En este documentos, los pediatras recuerdan que el coste para una familia de alimentar a su hijo con fórmula artificial ronda los 1.000 euros anuales. “Teniendo en cuenta el número de niños que nacen en el mundo es claro que la industria farmacéutica tiene importantes intereses en el campo de la alimentación infantil”, subrayan. Además, consideran que hay evidencia de que la morbimortalidad de los niños y madres con este tipo de alimentación es más elevada que con la lactancia materna, “lo cual supone una carga social, económica y personal añadida”.

Fuente de la imagen: Pixabay

Eva Cañas

Eva Cañas

Periodista por vocación. Me gusta contar cosas, y si ayudas a alguien con ello, mucho mejor.
Eva Cañas

Latest posts by Eva Cañas (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Search