Profesora Afgana

La ilusión y tesón de una profesora afgana

Aqeela Asifi. Así es como se llama la profesora afgana que ha recibido el Premio Nansen para los Refugiados 2015 por su labor al frente de una escuela para niñas. Se trata de una historia de valentía y lucha por conseguir la alfabetización de las niñas.

Tal y como informa Acnur (la Agencia de la ONU para los Refugiados), contra viento y marea, durante más de 20 años en el exilio, esta maestra hizo suya la misión de brindar una eduación a las niñas refugiadas en la aldea Kot Chandana en Mianwali, Pakistán. Los escasos recursos, unidos a los desafíos culturales ponen muy difícil la labor de la maestra refugiada. Una situación que no ha conseguido mermar su ilusión, hecha realidad en las mil niñas refugiadas a las que ha impartido la educación Primaria.

Cuando Aqeela Asifi recibió esta semana el galardón de la mano del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, Antonio Guterres, habló sobre el objetivo de su vida: “Cuando al principio puse en marcha mi escuela, no era muy optimista. Este éxito ha superado mis expectativas. Dejemos que la paloma de la paz sea nuestra mensajera, abandonemos la cultura de la guerra y las armas y promovamos la cultura de la pluma y la educación. Esta es la única manera, mis queridos hermanos y hermanas, en que podemos traer la plaz y prosperidad a nuestro país”.

Por su parte, el Alto Comisionado de Naciones Unidas destacó la importante labor que desempeña esta maestra para conseguir que cientos de niñas tengan la oportunidad de soñar con un futuro mejor.

En 1992 Aqeela Asifi huyó junto a su familia a la remota aldea de refugiados de Kot Chandana, en busca de seguridad. Fue ahí, consternada por la falta de eduación de las niñas -obligadas a quedarse en el hogar- cuando decidió poner en práctica su vocación: la docencia. Tras convencer a la comunidad, comenzó a educar a unas pocas alumnas en una improvisada escuela instalada en una tienda de campaña.

Sin más material que unas hojas de papel, Asifi copiaba a mano los ejercicios para las estudiantes. Hoy, gracias al tesón de esta maestra, la escuela ya es una realidad y las pocas alumnas con las que un día comenzó han dado lugar a más de mil estudiantes, que asisten con regularidad a las clases.

Una labor realmente importante la que realiza esta maestra afgana, más aún teniendo en cuenta que cerca del 80% de los niños afganos refugiados que viven en Pakistán se encuentra actualmente sin escolarizar.

Fuente: Acnur

Esmeralda Gomez

Esmeralda Gomez

Comunicación at Signo editores
Periodista todoterreno, especializada en temas de educación e infancia.
Esmeralda Gomez

Latest posts by Esmeralda Gomez (see all)

This Post Has 2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Search