Foto: Morguefile.com

La ginecomastia, un trastorno habitual en los niños

Cuando detectes que el pecho de tu hijo aumenta de tamaño, no te asustes porque es un cuadro relativamente frecuente, según comenta el pediatra Bruno Nievas. Esta patología tiene nombre propio: la ginecomastia.

Aunque no estemos acostumbrados a escuchar este nombre, lo cierto es un cuadro que se detecta con cierta frecuencia en el niño al inicio de la pubertad. La vergüenza que siente el menor por enseñar su torso es el mayor problema de esta patología.

Según explica el pediatra, la ginecomastia “consiste en el aumento de tamaño de uno o de ambos pechos en los varones. Ocurre, al inicio de la pubertad, en un alto porcentaje de adolescentes”. El aumento de tamaño del pecho, en ocasiones, resulta ligeramente doloroso, aunque se atenúa con el tiempo, de modo que en muchos casos no se precisa del uso de antiinflamatorios.

Aunque en algunos casos es posible que el pecho tarde meses o incluso un par de años hasta que remite completamente, en los casos leves, la ginecomastia solo requiere un seguimiento médico.

Cómo detectar una ginecomastia

Siguiendo las indicaciones del especialista Bruno Nievas, cuando se detecte el aumento del tamaño de uno u ambos pechos, se tiene que acudir a consulta para que el pediatra determine si ese aumento encaja dentro de lo que se llama una pubertad o desarrollo sexual normal. En los casos leves, es suficiente con la realización de una exploración detallada y controles periódicos, para comprobar que el tamaño no aumenta. Solo en el caso de que haya algún indicio de anormalidad, como una pubertad precoz o que esta no siga su cauce normal, el pediatra realizará un estudio detallado para determinar las causas.

Este trastorno no requiere tratamiento al tratarse de un cuadro leve y transitorio. No obstante, el diagnóstico rápido es importante porque siempre hay un pequeño porcentaje de casos en los que el adolescente puede requerir tratamiento quirúrgico, aunque se trata de casos excepcionales.

Pediatra Bruno Nievas

El pediatra Bruno Nievas se formó en esta especialidad en el Hospital Clínico de Madrid, donde trabajó dos años más como intensivista pediátrico en UCI pediátrica y neonatal y en Urgencias, colaborando también en la consulta de nefrología infantil, endocrinología infantil y en la planta de lactantes.

Posteriormente ha ejercido como pediatra en el Hospital Torrecárdenas de Almería, en UCI pediátrica y en Urgencias, además de en centros privados.

Sus años de experiencia los ha plasmado en varios libros publicados con la intención de acercar la pediatría a los padres, con explicaciones claras sobre las patologías más frecuentes que ocurren en la infancia. Junto con las publicaciones, también escribe con frecuencia en su blog No todo es pediatría

Nuestra consulta online

En nuestra sección Consulta online, Bruno Nievas contestará a vuestras preguntas. Es una consulta gratuita, pero como el fin es que las preguntas y respuestas sirvan para todos los padres, las preguntas sobre casos concretos se reformularán para convertirlas en generales.

La consulta será orientativa, por lo que siempre aconsejamos consultar con vuestro pediatra, que es el que tiene el historial de vuestro hijo.

Foto: morguefile.com

 

Concurso

Si tu hijo ha tenido este trastorno. Cuéntanos tu experiencia

Esmeralda Gomez

Esmeralda Gomez

Comunicación at Signo editores
Periodista todoterreno, especializada en temas de educación e infancia.
Esmeralda Gomez

Latest posts by Esmeralda Gomez (see all)

This Post Has 9 Comments
  1. Es un trastorno que considero totalmente desconocido y aunque por edad todavía no estamos en ello, es bueno saberlo para tener capacidad de detección.

  2. De momento no hemos llegado a esa fase, son pequeños, pero gracias por la información, no sabía nada y es bueno estar preparada para no asustarme 😀

  3. a mi sobrino le pasó y mi hermana lo achacaba a que el niño había engordado, pero tanto insistió el pequeño que lo llevaron al pediatra y tras examinarlo les comentó esto mismo que explicais y le dijo que lo iría observando a pesar de que entraba dentro de los parámetros de normalidad.
    La verdad es que los padres quedaron contentos pero el niño más porque se tranquilizó bastante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Search