Christmas Kids 1073567 1280

Cuando los niños no quieren beber leche

Muchos padres se enfrentan cada mañana, en el desayuno, con el hecho de que a sus hijos pequeños no les guste la leche, o beban muy poca cantidad. De todos es sabido los beneficios del calcio que proporciona y lo complicado que es convercerles para que la beban. Desde la Asociación Española de Pediatría  recuerdan que el calcio es necesario para formar los huesos y los dientes. La ingesta adecuada diaria de calcio va aumentando desde un mínimo de 200 mg en el recién nacido, hasta un máximo de 1300 mg entre los 9 y 18 años. Un litro de leche de vaca aporta 1200 mg.

Estos especialistas insisten en que hay muchos alimentos que contienen calcio. En concreto, son especialmente ricos en dicho mineral los pescados: entre los blancos o poco grasos están la dorada, el besugo, el gallo y la lubina. Entre los azules o grasos el boquerón y las sardinas, que especialmente nos aportarán calcio si los comemos con sus espinas. O las carnes, que no hay ninguna especialmente rica en calcio. Por ejemplo, 100 g de un filete de ternera tiene 10 veces menos calcio que 100 g de leche. La yema de huevo, las verduras: las espinacas, el brécol y las judías verdes. La berza o los grelos contienen más calcio, pero son menos populares; las legumbres: la soja, las alubias, los garbanzos y, en menor medida, las lentejas.

Con soja se elabora una bebida que, por su color blanco, se denomina “leche” de soja (como la leche u horchata de almendras, o la de chufa). La leche de soja se parece a la de vaca en que ambas contienen una cantidad de proteínas similar, pero tiene poco calcio, a no ser que se le añada. En esta lista también se incluyen los cereales: el trigo y, sobre todo, la avena; las frutas como las aceitunas, las naranjas, el kiwi y los higos. Y por último, los frutos secos, en concreto, las almendras y las avellanas.

El rechazo de la leche

Los pediatras confirman que aunque no es frecuente, algunos niños rechazan la leche. En muchos casos es simplemente porque no les gusta. Por ejemplo, “a algunos bebés que tomaron pecho largo tiempo no les gusta el biberón y a veces tampoco la leche de vaca. Este suele ser un rechazo transitorio. Otro ejemplo son los niños mayores que dejan de desayunar o de tomar leche o lácteos en la merienda, por lo que su ingesta diaria de calcio es difícil que alcance la recomendable”, argumentan. También se puede dar el caso de que a los niños no les siente bien la leche.

Esto se puede deber  a que digieren mal la lactosa (intolerancia a la lactosa). La lactosa es el azúcar natural de la leche. Para digerirla, las células de la pared del intestino contienen una enzima llamada lactasa. “La lactasa se pierde de manera parcial y transitoria en algunas diarreas intensas, especialmente en niños pequeños. También se pierde por otras enfermedades intestinales y, de forma natural, con la edad. Cuando un niño tiene intolerancia a la lactosa, un rato después de tomar leche o derivados (no de inmediato) puede tener nauseas, dolor de barriga y a veces diarrea”, explican desde la AEP. La frecuencia con que los adultos tienen síntomas de intolerancia varía mucho, siendo más frecuente en las personas de raza negra y en los  asiáticos.

Pequeñas cantidades de leche

Asimismo, recomiendan que si con pequeñas cantidades de leche o derivados no tienen síntomas, no es aconsejable eliminar por completo la lactosa, ya que su presencia favorece la absorción del calcio. Se les debe aconseja que sigan tomando leche normal, pero en pequeñas cantidades. Si les apetece mayor cantidad de una vez, pueden usar leches comerciales bajas en lactosa, o que tomen más leches fermentadas (yogur, kéfir) o queso, porque contienen menos lactosa que la leche y los tolerarán mejor.

Si incluso con pequeñas cantidades tienen síntomas, hay leches comerciales sin lactosa. También pueden comprar lactasa, que se añade en la leche o se toma a la vez que derivados lácteos o alimentos que contengan leche. En ambos casos deben procurar comer otros alimentos ricos en calcio.

Fuente de la imagen: Pixabay

Eva Cañas

Eva Cañas

Periodista por vocación. Me gusta contar cosas, y si ayudas a alguien con ello, mucho mejor.
Eva Cañas

Latest posts by Eva Cañas (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Search