©The Acorn School

Acorn: ¡Prohibidas las pantallas!

Si a estas alturas le decimos a un niño que no puede ver películas en la tele, que en su habitación nada de ordenadores ni videojuegos y que, por supuesto, prohibido el móvil, esta decisión le supondría un auténtico drama. La nueva tecnología nos rodea por todas partes, incluidos los centros escolares, cada vez más inmersos en el universo 3.0. Con este panorama, la filosofía del centro Acorn te parecerá excéntrica: prohiben a los alumnos usar las pantallas -tanto de la televisión, como de los móviles y demás dispositivos digitales-.

Este colegio, que se encuentra en Gloucestershire, al suroeste de Inglaterra, y que acoge a un máximo de 84 alumnos, está en contra de la tecnología que se ha impuesto en los centros educativos. ¿El motivo? Consideran que el uso de pantallas perjudica a las personas y a su forma de relacionarse, causando daños en el desarrollo de la personalidad de los niños.

Esta disciplina no solo se limita al ámbito escolar, de modo que las familias que matriculan a sus hijos en este centro privado tienen que mantener las mismas normas en sus hogares: nada de series ni programas de televisión -salvo los documentales para los mayores de 12 años-, ni de ordenador -solo se permite su uso a partir de los 14 años y para realizar los trabajos de clase-, ni de internet (solo se permite a partir de los 16 años)

Como en otros centros escolares, los alumnos reciben clase de matemáticas, lengua, dibujo. Lo diferente es la manera de abordar dichas asignaturas, sin ordenadores ni tablet como principales herramientas, dejando todo el protagonismo al lápiz y cuaderno. Además, en Acorn prima la autosuficiencia, enseñando a los alumnos a fabricar las cosas por ellos mismos: desde los cuadernos, pasando por los muebles, el cuidado del jardín, etc.

Esta disciplina solo está al alcance de las familias más pudientes, pues un año académico ronda los 15.000€. Los alumnos entran a los 7 años y permanecen hasta los 14. Durante la primera etapa educativa, las actividades están encaminadas a fomentar la imaginación y la intuición, a la vez que van adquiriendo destrezas relacionadas con la alfabetización, la aritmética, las artes y la artesanía.

A los 15 años comienzan la educación superior, donde se fomentan el deporte y las actividades al aire libre. En Acorn la educación física es un pilar fundamental para que el alumno adquiera otras capacidades, tales como el trabajo en equipo, la toma de decisiones y la confianza. Y es que para la dirección de este centro, la confianza en uno mismo tiene su origen en un cuerpo sano, que incide directamente en una mente y un espíritu sano.

Precisamente para potenciar el deporte, Acorn está ubicado en un paraje natural, con grandes campos de juego, una piscina, un centro de ocio y un gimnasio donde los alumnos aprenden a volar, bucear, etc. Todo para conseguir encaminar a los alumnos hacia una adolescencia activa.

¿Adquirirán estos niños la cualificación necesaria para enfrentarse al mercado laboral en igualdad de condiciones? ¿Les influirá socialmente el hecho de no tener acceso ni a la televisión ni a las redes sociales? ¿Es una educación mejor o peor? Las respuestas quedan en el aire, pero lo que sí se puede afirmar es que los ordenadores no mejoran el aprendizaje, según los últimos estudios de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico -OCDE-.

Fuentes: The Acorn School

                The Guardian

Concurso

¿Qué te parece este tipo de colegios con una disciplina basada más en las habilidades humanas que en la tecnología?

Esmeralda Gomez

Esmeralda Gomez

Comunicación at Signo editores
Periodista todoterreno, especializada en temas de educación e infancia.
Esmeralda Gomez

Latest posts by Esmeralda Gomez (see all)

This Post Has 8 Comments
  1. Es muy bueno que las aprendan, deben saber manejarse por sí solos, pero sin dejar aparte la tecnología. Hoy día todo se mueve en torno a ordenadores y maquinarias de todo tipo y no hay que dejar de aprender como funciona. Yo creo que lo bueno es complementar ambas disciplinas, mantener un equilibrio.

  2. Yo creo que las dos se complementan pero cada una en su medida , por lo general las tecnologías estan muy avanzadas para muchos trabajos y si no sabes manejarlas menos oportunidades de empleo .
    Pero como he dicho todo a su medida sin pasarse .

  3. Me gusta la idea, pero la encuentro un poco utópica. El mundo que nos rodea esta lleno de tecnología y nuestros hijos deben de conocerla y saber manejarla, tanto a nivel de funcionamiento como a nivel psicológico. Lo ideal sería encontrar el punto medio

  4. Un punto intermedio entre este tipo de educación y la tecnología en su justa medida es lo perfecto, las prohibiciones no son lo más indicado. Además 15.000€…es más de lo que gano yo en un año u_u Primero si piensan que esto es lo mejor deberían ser al alcance de todos y no solo de unos pocos.

  5. me parece excesivo, fuera de lugar e inadecuado.
    Es negar nuestro futuro medio de trabajo, nuestro ya casi presente estilo de vida…

  6. Creo que no se debe cerrar la puerta a nada, la tecnología está aquí, solo hay que saber usarla con cabeza, respetando tiempos y contenidos. Socializar está bien, es necesario, pero no creo que el camino sea cerrarse en banda y prohibir las nuevas tecnologías.

  7. Considero necesaria una disciplina basada más en las habilidades humanas que en la tecnología, pero no a costa de eliminar a una de ellas, no me parece adecuado negar una realidad que es más que patente.
    No creo que haya que demonizar las nuevas tecnologías sino que hay que aprender a vivir con ellas, a usarlas en su justa medida y para fines concretos y bien definidos.
    Me parece bien que no acepten su uso indiscriminado, pero no ese cierre ante lo novedoso, lo que se impone y lo que, a mi juicio, es beneficioso sabiéndolo usar.

  8. Por un lado suena bien, nada de ordenadores, televisión……fomentar las relaciones sociales, el deporte, la creatividad…
    Por otra parte, no tienen contacto con las nuevas tecnologías, que podríamos decir que es el futuro, se quedan atrás en ese terreno, ¿tendrán que recuperar el tiempo perdido cuando empiecen a trabajar?
    No sé, tengo sentimientos encontrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Search